EL NIÑO Y LA CREATIVIDAD MUSICAL

13 septiembre 2012 at 6:28 pm Deja un comentario

 (Extracto) por Isabel Francisca Álvarez Nieto.

Algunas actividades para aumentar o educar la creatividad en el aula a edad temprana son:

– Permitir que los niños se expresen cantando: para ello extremaremos esta premisa hasta el punto de que todo lo que digan en el aula deban hacerlo cantando, con el ritmo que quieran o con uno previamente establecido, por ejemplo, de corcheas, de negras o de redondas.

Imagen

– Expresarse a través del baile: el derroche de energía cinética es una constante en los niños; el profesor puede canalizarlo mediante el baile libre con distinto tipo de música, desde una con gran fluidez hasta otra que recuerde la tranquila bajada de las aguas de un río.

– Pintar las sensaciones: la música puede evocar en nosotros distintos tipos de sentimientos, aprovechemos para que los alumnos los plasmen con pinceles o, mejor aún, con las manos y el cuerpo.

– Dibujar la música: es muy interesante arriesgarse a plantear una propuesta como esta. Con el dibujo el niño/a va formando los cimientos de su estabilidad emocional, con él se adueña de las imágenes de la realidad que luego representará en su mundo.

– Juegos enlazados de repeticiones: la maestra realizará una sucesión de sonidos con las distintas partes del cuerpo ( por ejemplo: dos palmadas, una palmada con las rodillas, un golpe en el suelo con un pie, otro con el otro pie, una palmada y el sonido de pedir silencio con un dedo delante de los labios ), los alumnos escucharán con intención de repetirlo, pero sólo uno de ellos será designado. Una vez imitados los sonidos, deberá crear otros y decir el nombre de otro compañero para que los repita.

Se juega aquí con múltiples elementos creativos, pues:

  • se puede dar mayor o menor velocidad a cada una de las partes;
  • se inicia en la composición, a nivel muy sencillo;
  • se trabaja la memoria y la imitación de estructuras;
  • se favorece el conocimiento del cuerpo y sus posibilidades como instrumento musical;
  • se estimula la imaginación, al tener que realizar un arreglo distinto a los anteriores; etc.

– Inventar letras de canciones: resulta muy original buscarle letra a las partituras de grandes compositores. Se puede seleccionar un fragmento (tratando de evitar aquellos con tiempo adagio si queremos aplicarlo a niños de Educación Infantil) y dárselo a escuchar a los pequeños en más de una ocasión. Una vez hayan captado su melodía, podemos preguntarles de qué creen que es la música. Con esta lluvia de ideas saldrán numerosos puntos de partida para comenzar la letra de ese fragmento de obra.

Se trata en definitiva de actividades que estimulan la creatividad, con las que el niño/a puede satisfacer su insaciable curiosidad y disfrutar de la libertad de expresión, que garantiza un adecuado desarrollo emocional.

Bibliografía: DE CEA, L. (1994): Guía Didáctico-Musical. Enseñanza primaria. Mundimusica, S. L. Garijo. Madrid.

Entry filed under: Educación, General, Investigación. Tags: .

Comienza la gira los Directores de GIPEM Musica y Educacion especial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: