Posts tagged ‘Investigación’

Cambian 100 años de teoría cerebral

“En el laboratorio diseñamos una serie de experimentos a través de los cuales encontramos que en el lóbulo frontal hay circuitos de neuronas que procesan información procesada previamente por los mapas primarios de la corteza cerebral asegura Romo. En el lóbulo, la información sensorial se combina con la memoria. Pudimos comprobar que en esa zona podí­amos disparar sensaciones idénticas a las que el sujeto dispara cuando está percibiendo algún estí­mulo exterior.”
De esta manera, descubrieron con sorpresa que las neuronas de la corteza cerebral sólo codifican las realidades fí­sicas de los estí­mulos, pero nada tienen que ver con la percepción. El sustrato neuronal de las percepciones sucede en el lóbulo frontal. “Hay momentos en que creemos estar viendo algo y no hay nada continúa. Se debe a que estas neuronas del lóbulo frontal hacen predicciones de lo que va a ocurrir, basadas en una experiencia previa. Son como un observador que está sentado en el cerebro vigilando lo que ocurre en los mapas sensoriales. Aunque a veces se distrae.”
Ranulfo Romo, Científico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) – Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2000 – Candidato al Premio Nobel de Medicina en 2009.

Ver más en la Biblioteca virtual de Gipem

http://www.apcvirtual.com/mod/glossary/showentry.php?courseid=18&eid=423&displayformat=dictionary

Imagen

Anuncios

18 abril 2014 at 3:10 pm Deja un comentario

El proceso de aprendizaje es simple.

“Aprender es realizar conexiones neuronales” (“Cerebro y Aprendizaje”, Eric Jensen). Cuando escuchamos, nuestro cerebro, solo retiene el 10% de la información. Si nosotros mismos realizamos una actividad, retenemos el 70%. Y si explicamos a un compañero lo que hemos aprendido como si fuéramos un profesor, retenemos un 90%.                                                                                                Por eso, el Aprendizaje Cooperativo es una herramienta tan poderosa.
Dirección del Liceo Sorolla

Imagen

 

 

31 marzo 2014 at 12:32 pm Deja un comentario

EL AUTISMO: SU VISIÓN Y SU ARTE

Temple Grandin es una ingeniera agrónoma y profesora universitaria, que ha escrito numerosos libros sobre el autismo y sus experiencias con este problema que la aqueja. Ha hecho mucho en defensa por los derechos de los autistas, en principio brindándonos una visión de este problema neurológico desde su interior:
Pienso en imágenes. Las palabras son como un segundo idioma para mí. Traduzco las palabras, tanto las habladas como las escritas, a películas de cine a todo color, acompañadas de sonidos, que pasan por mi mente como una cinta de video. Cuando alguien me habla, sus palabras se me traducen instantáneamente en imágenes. Los autistas tenemos problemas para aprender cosas que no pueden ser pensadas en imágenes. Las palabras más fáciles de aprender para nosotros son los sustantivos, porque se relacionan directamente con imágenes. Los niños autistas altamente verbales, como era mi caso, pueden a veces aprender a leer mediante la fonética. Las palabras escritas me resultaban muy abstractas para recordarlas, pero podía recordar, con bastante esfuerzo, cerca de cincuenta sonidos fonéticos y unas pocas reglas. Los niños que tienen un funcionamiento más limitado a menudo aprenden mejor por asociación, con la ayuda de etiquetas pegadas con los nombres de los objetos que los rodean. Algunos niños muy afectados por el autismo aprenden con más facilidad si las palabras se deletrean con letras de plástico que ellos pueden tocar…
https://www.facebook.com/Estrategias.Educativas.MDP

“Pájaros”, ilustración de David Barth, niño autista de 10 años.

Imagen

12 enero 2014 at 3:10 pm Deja un comentario

Música y matemáticas

El arte es tan importante como las matemáticas y el castellano. En la antigüedad, las matemáticas y la retórica eran enseñadas a través de las artes.
Los experimentos de Pitágoras con el monocordio llevaron a un método de afinación con intervalos en razón de enteros conocido como la afinación pitagórica. La escala producida por esta afinación se llamó escala pitagórica diatónica y fue usada durante muchos años en el mundo occidental.
Kepler estudió cuidadosamente las órbitas de los planetas para establecer una relación entre el movimiento de estos cuerpos celestes con la teoría musical. Escribió seis melodías: cada una correspondía a un planeta diferente. Al combinarse, estas melodías podían producir cuatro acordes distintos, siendo uno de ellos el acorde producido en el momento de la creación y otro el que marcaría el momento del fin del universo.

                                            Imagen

28 diciembre 2013 at 10:39 pm Deja un comentario

DARWIN Y LOS DIBUJOS DE SUS HIJOS

Charles Darwin es bien conocido por su famosa teoría de la evolución y por su libro El origen de las especies. Sin embargo, lo que es menos conocido es que él era el padre de diez hijos, y que permitió a sus niños a dibujar en las páginas manuscritas de su famoso libro.
Francis Darwin hizo este dibujo en la parte trasera de uno de las únicas 28 páginas del manuscrito de su padre, El origen de las especies, que aún existen.
Lo que es aún más sugerente es que de esa treintena de hojas originales del manuscrito de Darwin, la mayoría tienen el dibujo de un niño en la parte de atrás.
Aquí vemos una acuarela muy colorida de Frances mostrando las aves de Darwin, los insectos y una mariposa que convergen en un trío de hermosas flores.
La mayoría de las páginas supervivientes del manuscrito de Darwin con sus complementos lúdicos residen en la Biblioteca de la Universidad de Cambridge.

Image

26 diciembre 2013 at 1:48 pm Deja un comentario

MOZART Y LOS DADOS

 

De todos es conocido que Mozart fue un gran músico y compositor, pero lo que muchos no saben es que también era un buen matemático y en el estudio de sus obras se han encontrado relaciones con el número Pi, las homotecias y la combinatoria.

El ejemplo más claro de esta relación lo encontramos en su obra Musikalisches Würfelspiel (juego de dados musical en alemán), esta obra consiste en un generador de valses de 16 compases que utiliza el azar para su composición. La obra está formada por 176 compases que Mozart agrupó en 16 conjuntos de 11 compases cada uno. Para componer un vals se realizan 16 tiradas de los dos dados, anotando en cada tirada la suma de los números obtenidos. Para cada suma buscamos en la columna correspondiente al compás en el que nos encontramos la fila correspondiente al número y escribimos el compás en nuestro pentagrama.
Ver http://sabiasqueestadistica.blogspot.com.ar/2013/06/sabias-que-puedes-componer-un-vals-con.html

            Image

 

22 diciembre 2013 at 11:16 pm Deja un comentario

El poder y el costo de una solución

(Fragmento) de la publicación de Verónica Rapela   

http://veronicarapela.blogspot.com.ar/

“Cuando se inventaron las primeros modelos de máquinas de escribir mecánicas tenían muchos problemas técnicos, y las piezas se trababan si uno intentaba escribir demasiado rápido, por ello buscaron una distribución de letras que limitara la velocidad de tipeo. Hoy muchos creen que el orden de las teclas responde a algún argumento vinculado a la frecuencia de uso de las letras, pero casi nadie piensa que es esta razón, absurda y antipráctica, quien sigue haciendo perder tiempo al escribir a millones de personas en el mundo.

“Lo que evidentemente este standard no logró es crear naturalidad. Hace más de un siglo que usamos este ordenamiento, en un inicio en maquinas de escribir mecánicas, hoy en computadoras, teléfonos y tablets,  pero nunca dejamos de sentirlo artificioso.

“En cambio, cuando alguien toca las doce teclas, blancas y negras, de una octava en un teclado musical, cree en la naturalidad de esta solución. No se le ocurre preguntarse por qué son 12 y no 18, o 36 o 163, o si existe más de una manera de afinar esa escala cromática. Aún si es un músico, es muy probable que tenga poca conciencia de cuánta discusión discurrió antes del siglo XIX, cuando se impuso (¿definitivamente?) el temperamento igual, es decir que todos aceptáramos, en el ámbito de la música occidental, que la octava se divida en 12 intervalos iguales (que llamamos semitonos), y por lo tanto los teclados tuvieran 12 teclas por octava. Dos siglos más tarde casi nadie se plantea si existen otras opciones.

“Sin embargo otras culturas han desarrollado otras soluciones para afinar sus escalas, como los 17 intervalos de la música árabe o los 22 s´rutis en música hindú”. (…)

Image

18 diciembre 2013 at 11:23 pm Deja un comentario

Entradas antiguas



A %d blogueros les gusta esto: